Escrito por : Animal Spec enero 12, 2020

Seishun Buta reseña
<<La vida de Sakuta Azusagawa da un giro inesperado cuando conoce a la actriz adolescente Mai Sakurajima, quien se pasea por una biblioteca vestida como una conejita. Mai está intrigada de que Sakuta sea el único que puede verla, ya que otras personas no pueden, incluso cuando se viste normalmente o intenta mantenerse alejada de la vida de las celebridades. Llamando a este fenómeno "Síndrome de la Pubertad", Sakuta decide resolver este misterio, mientras continúa acercándose a Mai y conoce a otras chicas que también sufren el mismo síndrome.>>

Seishun Buta reseña
  • Título: Seishun Buta Yarou wa Bunny Girl Senpai no Yume wo Minai
  • Adaptación: Novela
  • Géneros: Comedia, Romance, Drama, Sobrenatural
  • Capítulos: 13
  • Estudio: CloverWorks
  • Director: Sōichi Masui
  • Guión: Masahiro Yokotani
  • Diseño de personajes: Satomi Tamura
  • Compositor: fox capture plan
  • Emisión: 4 de octubre de 2018 - 27 de diciembre de 2018
  • Estreno (película): 15 de junio de 2019

Seishun Buta reseña anime

Seishun Buta reseña
Hablar de Seishun Buta Yarou wa Bunny Girl Senpai no Yume wo Minai, abreviado Seishun Buta, es hablar de una serie que, en momentos de máxima necesidad, me ayudó a desconectar, evadirme y reflexionar. Es hablar de una serie para la que el protagonista no es única y exclusivamente Azusagawa Sakuta, el chico que siempre se ve envuelto en cada arco y problema, sino el síndrome de la pubertad: el eufemismo por el que la serie explora temas como el bullying, la ansiedad social o la búsqueda de identidad. La incertidumbre que a fin de cuentas todos sentimos en algún momento de nuestras vidas pero no logramos exteriorizar (al menos no con facilidad).  

Seishun Buta Yarou wa Bunny Girl Senpai no Yume wo Minai

En lo que el comienzo va de un cerdo pervertido —Sakuta— cuya libido le impide pasar por alto a una conejita en trapos menores —Sakurajima Mai—, de ahí el título en japonés y su localización al inglés, Seishun Buta tiene entre poco y nada que ver con la imagen que en un principio pueda suscitar.

No es un harem; no es una historia ecchi. Su amplio elenco de chicas no compone una larga selección de doncellas en apuros que sollozan por la ayuda de un varón. No es el caso de otras novelas ligeras como Date a Live, en donde un chico socorre a seres sumamente poderosos —pero frágiles y maltratados, a su vez— que por razones del destino siempre resultan ser chicas en edad de asistir a la preparatoria.

Seishun Buta Opening

Rascal Does Not Dream of Bunny Girl Senpai es una serie, una historia que, aunque a veces torpe en su presentación, rompe en cierto modo con esos tópicos y trata de ser algo más. Algo que, al menos en un primer contacto, trate de enganchar por suponer una propuesta diferente y capaz.  

Al fin y al cabo el síndrome de la pubertad no es más que el nombre dado a lo que bien podría pasar—sin serlo— por las paranoias de un adolescente en plena edad.
“Me da vergüenza asistir a clase”, “no quiero que la gente me vea”, “tengo miedo de que me dejen de lado”... Los personajes de Seishun Buta son unos incomprendidos. Gente que en la superficie puede aparentar estar bien y carecer de mayores complicaciones que las que la vida dispone en el camino de todo ser humano, pero acaba por esconder lo que, a todas luces, es un problema mayor. Un problema que, de exponerse al mundo, podría interpretarse y dejarse pasar como los delirios de un crío en la etapa de la pubertad.

Seishun Buta reseña

La serie lo expone con el nombre que le da al síndrome y lo refuerza con un elenco cerrado pero capaz de comprenderse entre sí, tolerarse y empatizar a sabiendas de que los demás siempre están luchando como el que más. He ahí su principal diferenciación para con Monogatari, otra serie de novelas ligeras cuya narrativa no termina de comprenderse sin sus excentricidades.

Seishun Buta anime

Sakurajima Mai es una celebridad sin amigos ni compañeros en quienes confiar, una chica que en un momento dado, por la presión que conlleva vivir por y para los medios e incluso ser sexualizada a tan corta edad, deseó no ser vista por nadie más.  

Azusagawa Sakuta es un cerdo que, lo mires como lo mires, no se adapta —ni quiere adaptarse— al ambiente ni a la de tres. Su hermana Kaede es víctima de acoso escolar, una nini que, abandonada por unos padres incapaces de aceptar a su nuevo yo, vive recluida en su hogar.  

Futaba Rio no puede aceptarse como mujer y hacer suyos los sentimientos románticos que siente por Kunimi; su laboratorio es su convento, su bata y falta de cuidados hacen de toca, y su tenacidad por renegar de lo que también la hace ser Futaba Río es su síndrome de la pubertad.  

Toyohama Nodoka no es dueña de su propio destino, el ser la hermana menor de una celebridad que desde que nació acapara los focos del mundo y de su mismísima madre, quien la somete a comparación constante, es una fuente de odio y frustración.  

Tomoe Koga no es una adicta a las nuevas tecnologías; siente la imperiosa necesidad de seguir a los demás, y contrario a Azusagawa, trata de encajar por todos los medios en la atmósfera, aún si para ello tiene que desdibujarse a sí misma. En cuanto a Makinohara Shoko, es un caso al que hay que darle de comer aparte.

Seishun Buta Yarou wa Bunny Girl Senpai no Yume wo Minai

Todos ellos se encargan de ejecutar la parte más importante de la serie, de darle un sentido temático, hablarnos de identidad, permitir que nos veamos reflejados y, llegado el momento, lanzarnos un gigantesco mensaje de apoyo esperanzador.

Seishun Buta reseña

Rascal Does Not Dream of Bunny Girl Senpai cuida sus detalles al milímetro, los trata con absoluta normalidad, los utiliza para anticipar que no estamos en el final, sino en la puesta a punto para lo que está por venir, y nos lleva de la mano hasta una película estelar que, en comparación a la serie, no destacará por su apartado visual, pero sí por lo que nos tiene que contar.

El síndrome de la pubertad deja paso al triángulo amoroso de Makinohara Shiko, Sakurajima Mai y Azusagawa Sakuta. O más bien toma otro enfoque. Sin dejar de ser prioritario, a la lista se suman otros menesteres, como son los sentimientos de Sakuta, la inseguridad de Mai, el destino de ambos y su relación con la escurridiza Makinohara...

Seishun Buta Yarou wa Yumemiru Shoujo no Yume wo Minai

Nuevamente, todo va de detalles cuidados al milímetro. Fragmentos que confluyen en una película de hora y media y elevan la desgracia a proporciones catastróficas que, no por ello, opaca lo que a fin de cuentas la serie lleva construyendo desde que hizo apertura con una conejita exhibicionista.  

<<No estás solo. Seas quien seas, ¡tú puedes!>>

Vivir el día a día buscando ser mejor persona de lo que fuimos ayer. Valorar como es debido las frases “gracias”, “hiciste lo mejor que pudiste”, y “te quiero”. No es el principio, ni tampoco el final de la obra original. Pero sí es el cierre que de momento se le ha dado al camino trazado por trece capítulos de serie de televisión y un largometraje de hora y media de duración. Quiero quedarme con ello, con ese mensaje de apoyo esperanzador del que hablaba párrafos atrás, y abrazarlo como el que más.

Seishun Buta reseña
  • La serie de Seishun Buta, animada por Cloverworks, es la adaptación de una serie de novelas ligeras escritas Hajime Kamoshida e ilustradas por Keijo Mizoguchi.
  • El guionista Masahiro Yokotani ha trabajado en múltiples series anteriores a Seishun Buta, a destacar Re:Zero, Sargento Keroro, Maria Holic y K-On!!.
  • El anime cuenta con cinco episodios picture drama incluidos en los blu-ray o DVD de Seishun Buta.
  • Las novelas de Seishun Buta cuentan además con un manga adaptación de las mismas.
  • Tanto las novelas en las que se basa la serie de televisión y película, como el manga que adapta esas mismas novelas, se encuentran licenciados por Yenpress y comenzará su publicación este mismo 2020.
  • Los autores de la obra original, Hajime Kamoshida y Keijo Mizoguchi, es el tándem que en su momento creó la popular serie de novelas ligeras Sakura-sō no Pet na Kanojo.

Seishun Buta reseña anime

Seishun Buta reseña
Seishun Buta reseña anime
Altamente Recomendado
¿Cuánto me ha gustado?
9

{ 2 comentarios... léelos o comenta }

  1. ¡Hola!

    Bueno, he de decir que ya tengo a Seishun Buta en mis pendientes desde hace algunos meses. Vi el primer episodio en su momento de emisión y no me había enganchado lo suficiente, además que no le veía mucho futuro (aunque no me desagradó). Luego vi que se volvió sumamente popular y que, en efecto, no es un ecchi o un harem más. Así que sí, aquí estoy sin haberlo visto todavía, jajaja. Muy interesantes los datos curiosos, no sabía de ellos. Tendré en cuenta todo lo que comentaste, y veré si sacó a Seishun Buta de mis "eternos pendientes".

    ¡Saludos :)!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Espero que, de verla, te guste tanto como me ha gustado a mí, o en su defecto, tanto como te han gustado mis <<¿Sabías que...?>>. (?)

      Bromas aparte, creo que es una serie que merece la pena, aunque mentiría si no dijera que conozco a más de uno que te diría todo lo contrario. :P
      Aún así, ya te digo: no he podido evitar emocionarme a lo largo de Seishun Buta, sobre todo una vez llega el arco de Kaede y lo que sigue es un largometraje de hora y media que acrecienta aún más el drama si cabe.

      Eliminar

- Copyright © Welcome to the SOS - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -